R. YITZJAK ALBALÍA Y SU HIJO R. BARÚJ

Nota biográfica de una de los más antiguos linajes rabínicos de todos los que conocemos en Sefarad.


HA´RABAD – Rabí Abraham Ibn Daud- historiador, filósofo y astrónomo del S XI, en el Sefer Ha´Kabalá, cuando habla de sus ancestros, cuenta que desciende de uno de los más antiguos linajes hebreos en la Península Ibérica; según tradición familiar, la familia entonces  llevaba viviendo en Sefarad hacía ya once siglos; según cuenta, el patriarca de la familia había sido un conocido bordador de Parojot -cortinones del Kodesh Ha´Kodeshim en el Templo de Jerusalén- y el legado romano de Hispania solicitó a Tito (emperador entre el 79 y el 81 dec) que la familia, víctima de la Diáspora de Roma, fuera deportada a la Bética, concretamente a Emérita Augusta (Mérida) , que había sido fundada en el 25 aec. La familia del bordador  remontaba sus ancestros al grupo de discípulos del profeta Jeremías ( en concreto con el escriba  Baruj Ben Neríha, que vivió en tiempos del rey Zedequías y que,  junto su hermano, ministro real, fueron deportados a Babilonia. Fue, según se cuenta en el Talmud, maestro de Ezra,  el escriba.

Esa familia radicada en Mérida -fundadores de la industria de la sericultura, pues habían heredado el arte de la seda ya en Judea- no se sabe cuándo ni por qué, pasa a Córdoba, donde a finales del S X,  r Baruj, en el mes de iyar de 1035 tuvo un hijo al que llamó Yitsjak. Será, con el devenir del tiempo,  uno de los principales representantes de la era rabínica llamada de los Rishonim («los primeros» en  practicar la reforma de la exégesis talmúdica: Ha´Rambám, Rashi,  Ha´Rambán, etc. quienes trataron de racionalizar el estudio sapiencial hebreo frente a la corriente mística e irracional de los cabalistas.

No sabemos grandes detalles de su vida, pero sabemos que su educación comenzó   con un maestro venido de Francia y que,  luego,  pasó a Lucena, donde estudió  el Talmud en profundidad y donde  pasa a formar parte del círculo del rabino de esa importante judería,  Ibn Gayyat; a través de éste, entra en contacto con el visir de  Granada ,  Shmuel Ha´Naguid . Como corresponde al príncipe de los hebreos de entonces, Ha´Naguid poseía una gran biblioteca, que puso a total disposición de YItzjak Ben Baruj. Con esta familia  entabló profunda amistad -además eran sus mecenas- y visitó el palacio del visir en muchas ocasiones; de hecho, se encontraba en él cuando los disturbios de aquel Shabat del mes de Tevet de  1066,  asesinaron a Yosef, el hijo del visir (y a miles de judíos más)

Dos años más tarde pasó a ser consejero del emir de Sevilla como astrónomo, rabino y , al poco tiempo, como principal de la judería sevillana. Por esta época fue maestro de quien posiblemente sea su más famoso discípulo, Ibn Migash.

En la última etapa de su vida estalló una enemistad entre él y HA´RIF: R. YITZJAK BEN YA´AKOV ALFASI. No obstante, cuando en 1094 muere a los 59 años , dejando huérfano a un hijo de 17 años, será Alfasi (el de Fez) quien tutele, en Lucena,  al joven, que pasará a la historia como R. Baruj ben Yitsjak ibn Albalía. Este  gran sabio entre los de su generación (1077-1127) , a quien r Yehuda Halevy escribió un poema el día de su Brit Milá,  se dedicó a estudiar la Halajá, la filosofía y el saber en general. Su hijo será r Abraham ben Daud.