SAMUEL ABRAVANEL

Historia de quien llegó a ser el más rico de los miembros del linaje de los Abrabanel.


La familia Abravanel tiene un denominador común entre la mayoría de sus más conocidos miembros: dedicarse bien a la cultura o bien a las finanzas. O a ambas disciplinas a la vez. En cuanto al mundo del dinero, de la economía, la tradición de este linaje  viene de lejos, en tiempos del rey Fernando IV (fallecido en 1312) que empleó en Sevilla, como almojarife -ministro del tesoro real- a Yehudá Abravanel. Luego, en la segunda mitad del S XIV, ese cargo lo ocupó José Pichón, que murió ajusticiado por malversación de fondos, y el cargo fue ocupado por Samuel Abravanel, que compró su casa, hoy sede del ministerio de cultura de la Junta de Andalucía. Este Samuel fue el abuelo del famoso Don Isaac de Abravanel, que tras huir la familia de las violencias en Sevilla ya nació en Lisboa y llegó a ser almojarife del rey de Portugal hasta que fue difamado e involucrado en los entuertos del duque de Braganza, razón por la cual pasó a vivir en Castilla, donde fue almojarife de los Reyes Católicos. Con el edicto de Granada, los Abravanel pasaron a vivir en el Reino de Nápoles.

Escudo de los Abrabanel

Y es en Nápoles donde nos encontramos a su nieto, Samuel Abravanel. Nacido en Castilla en 1473, en Nápoles será el almojarife de Don Pedro de Toledo, virrey de Nápoles desde 1532 . Este noble, hijo del II Duque de Alba -de ascendencia judía como su primo Fernando El Católico- había sido paje del marido de Isabel I de Castilla y pasó a regir Nápoles con gran reforma administrativa del reino, gran fuerza para contener el constante ataque de los otomanos y gran mecenas de las artes embellecedoras. Su hija, Leonor de Toledo, casó con Cosme I de Florencia, Gran Duque de Médeci, quien a instancias de su esposa fue quien creó en Livorno un puerto franco donde dio libertad religiosa a los judíos para fundar una muy floreciente comunidad.

Bienvenida Abrabanel

Pero antes de eso, Samuel Abravanel fue enviado a estudiar Talmud de joven a Salónica, donde intimó con Don Yosef Nasí, el sobrino de doña Gracia Nasi, que habían abandonado Ferrara en favor del Imperio Otomano cuando tuvo los problemas con la justicia (demandada por su propia hermana)

Tras su etapa salonicense, Samuel pasó a Nápoles para pasar a formar parte del reino de Pedro de Toledo. Fue entonces cuando amasó una gran fortuna, hasta el extremo de convertirse en el miembro más rico de su siempre pudiente familia. En Nápoles se casó con su prima, Bienvenida Abravanel y ambos se trasladaron a Ferrara. Con el paso del tiempo, Samuel y Bienvenida se enemistaron con Doña Gracia Nasi, pues los hijos de los Abravanel tenían intereses comerciales importantes en el puerto de Ancona, que era saboteado por Gracia, perjudicando a los Abravanel. Bienvenida y Gracia siempre estuvieron enfrentadas.

Mientras tanto, su palacio en Ferrara era sede de donde surgían protecciones y mecenazgos varios, empezando por cuidar notablemente del bienestar de la comunidad judía. Samuel Usque, en este marco,  apodó a Samuel Abravanel, «TRemegisto», el tres veces grande: academicismo, alcurnia y riqueza.

Hasta que ya mayor falleció en Ferrara el 15 de diciembre de 1551, dos años antes que el virrey Pedro de Toledo.