TASHLIJ

Una costumbre típica de Rosh Ha´Shaná para propiciar  la reflexión y  la teshuvá necesarias de esta fecha que marca el inicio de los Días Terribles.


El término hebreo «Tashlij» proviene del verbo Lisloaj, enviar (raíz שׁ – ל – ח) y es el nombre que se le da una oración que se reza poco antes de empezar el primer día de Rosh Ha´Shaná, el Rosh Jodesh de Tishrei, el aniversario de La Creación del Mundo. Su finalidad no es otra que rogar por la limpieza de transgresiones de todo el año que dejamos atrás, «enviar» esos pecados fuera de nosotros y comenzar los diez días que quedan para Yom Kipur más  y mejor arrepentidos de nuestras malas acciones.

Seder de tashlij de la comunidad de Amsterdam

La ceremonia – lo cuenta Rashi en su exégesis sobre el tratado de Shabat- ya se realizaba en la época rabínica de los Gaones (entre el 600 y el 1000 dec) Estos gaones (genios) soltaban lastre en Babilonia, vertebrada por numerosos canales cuyas aguas fluyen por los ríos Tigris y Eufrates, cuya corriente se llevaba consigo sus cargos de conciencia.

La costumbre fue recuperada en el S XV y para el S XVII era prácticamente universal en el orbe judío, excepto para algunas pequeñas comunidades sefardíes, como la de los anusim de Londres y prácticamente todos los yemenitas. En el mundo sefardí fue r Jaim Vital quien la institucionalizó. En la sinagoga de Amsterdam, por ejemplo, aunque es una ciudad con muchos canales donde no es difícil encontrar agua en la calle, hay un pozo especial que se cree que era para realizar este rezo.

La ceremonia consiste en acercarse a una corriente de agua (fluvial o marina) en la tarde del primer día de Rosh Ha´Shaná, para rezar el Tashlij. En un momento dado el orante sacudirá su ropa como para simbolizar que algo cae de sus bolsillos. La razón por la que van a un lugar donde hay peces es porque los israelitas estaban acostumbrados a pescar, así como los peces son juzgados por el pescador y su red, así los israelitas son juzgados por Dios en el Año Nuevo. Además, los peces son una señal de bendición de que «el mal de ojo no controla» y «mejora y se reproduce como un pez». Por esa razón en el seder de Rosh Ha´Shaná aparece el símbolo del pescado.

Si estuviéramos en un lugar donde no hay fuente de agua corriente, subiríamos a un lugar alto desde donde pudiéramos divisar el mar, o utilizar los pozos de la sinagoga e incluso ,llegado el caso, en el grifo de la misma sinagoga, que también es agua corriente y en origen tenía peces. Algunas comunidades, como los kurdos, se tiraban al agua después del rezo, para asegurarse de esa limpieza espiritual.

Si Rosh Ha´Shaná cae en Shabat, la operación se hace al día siguiente.

מִי אֵל כָּמוֹךָ אל נֹשא עָוֹן רחום וְעֹבֵר עַל פֶּשַׁע וחנון לִשְׁאֵרִית נַחֲלָתוֹ, ארך לֹא הֶחֱזִיק לָעַד אַפּוֹ אפים כִּי חָפֵץ חֶסֶד הוּא:
ורב חסד יָשׁוּב יְרַחֲמֵנוּ ואמת יִכְבֹּשׁ עֲוֹנֹתֵינוּ, נוצר חסד וְתַשְׁלִיךְ בִּמְצֻלוֹת יָם כָּל חַטֹּאתָם:
לאלפים תִּתֵּן אֱמֶת לְיַעֲקֹב נושא עון חֶסֶד לְאַבְרָהָם, ופשע אֲשֶׁר נִשְׁבַּעְתָּ לַאֲבֹתֵינוּ וחטאה מִימֵי קֶדֶם:

¿Quién es como Tú, Dios, que elimina la iniquidad y pasa por alto las transgresiones del resto de Su heredad? Dios no permanece enojado por siempre, porque desea la bondad. Él será misericordioso con nosotros nuevamente, eliminará nuestras iniquidades, y arrojará a las profundidades del mar todos nuestros pecados.

Concede la verdad a Iaakov, la bondad a Abraham así como juraste a nuestros antepasados.

De los estrechos yo llamo a Dios, Dios me responde ampliamente. Dios está conmigo, no tendré miedo ¿qué puede hacerme el hombre? Dios está conmigo para ayudarme, y veré a mis enemigos (aniquilados). Es mejor refugiarse en Dios que confiar en el hombre. Es mejor refugiarse en Dios, que depender de los nobles.