ELUL

Uno de los meses más representativos de la comunidad sefardí durante todos los tiempos.


Según el cómputo del calendario de la Torá, este es el sexto mes; según el calendario talmúdico, es el duodécimo y recibe, como todos los demás, un nombre en acadio (la lengua que hablaban los babilonios) En acadio, «ululu» significa siega, y se llamaba así porque es el mes de verano  en el que se termina la recolección de la cosecha. Una vez que los graneros han sido abastecidos de grano para alimentarse durante el invierno, es decir, una vez cubiertas las necesidades físicas, el pueblo pasaba a ocuparse de las necesidades espirituales.  También se dice que el nombre del mes significa «perdón» , pero quien lo dice no lo demuestra filológicamente. En el importante calendario de Guezer se le llama Yareaj Kaitz, la luna del verano, en referencia a la recolección de los dátiles. Los etíopes lo llaman Lul, que suena idéntico a «gallinero» en hebreo.

En la antigüedad,  y aún hoy,  para explicar el carácter religioso del mes  se usaban versículos tanájicos del Libro de Levítico y de la Meguilá de Esther , pero el más conocido hoy es    un versículo de El Cantar de los Cantares:  Aní le´Dodí ve´dodí li. Soy para mi amado y mi amado es para mí. (El primer signo de cada palabra en acróstico, lee Elul.)

אני לדודי ודודי לי

 ELUL -אלול

En Levítico también se dice que este es el mes en el que se realizaba en el Templo el sacrificio especial de Ma´asar behemá, el diezmo de la bestia, la décima parte de los animales kasher de todo un año en cada familia, que luego eran comidos en Jerusalén.

Pero el más importante hecho ocurrido en Elul -el el día primero de Elul- es el protagonizado por el mismísimo Moshé Rabenu: después de haber recibido las Tablas de la Ley, Lujot Ha´Brit,  Moshé descendió del Sinaí y , para su estupefacción, se encontró con que los hombres -y no las mujeres ni los de la tribu de Leví –  habían creado la abominación idolátrica del Becerro de Oro. Frustrado, decepcionado y enojado, Moshé rompió las Tablas. Y Adonai , visto lo visto, cambió los planes: ya no todos los israelitas serían obreros de Su Santidad, sacerdotes, kohaním. Sólo lo serían los de la tribu de Leví, que fueron los únicos en no caer en la aberración de adorar una estatua de oro con forma de toro egipcio. (Para reparar este error, se celebra a los 30 días de los nacimientos de los niños la ceremonia de Pidión Ha´Ben)

Moshé ,arrepentido de su acto de iracundia, volvió a subir al Sinaí para recibir unas Tablas nuevas. Ese día era el Primero de Elul. Estuvo allí cuarenta días y cuarenta noches. Cuando bajó de Sinaí , fue  Yom Kipur. El primer Yom Kipur de la Historia del Pueblo de Israel.

Por eso, desde el día dos del mes de Elul -cuando ya pasó el carácter festivo del Rosh Jodesh-  los sefardíes (no así los de Askenaz) durante cuarenta días y cuarenta noches harán el sacrificio de levantarse en mitad de la noche para ir a la sinagoga a cantar plegarias -Selijot, perdones- sobre sus posibles malas acciones con el prójimo, con la comunidad e incluso consigo mismos; como un ejercicio de arrepentimiento que llega a su punto álgido con el servicio de Kipur , en el que se juzga si tu arrepentimiento es lo suficientemente completo como para inscribirte en el Libro de la Vida y poder regresar a la vida una vez que llegue sobre el mundo la redención de El Mesías.

Durante todos los meses de elul de la historia han ocurrido muchos hechos, nacimientos y defunciones, pero en lo tocante al mundo sefardí , el día dos de elul  es el día en el que se publicó la obra que marca el inicio de la era rabínica en la que nos encontramos, Shulján Aruj, del toledano r Yosef Karo.