LA ADAFINA , MADRE DE TODOS LOS COCIDOS

La adafina -el tesoro escondido, literalmente- es la madre de todos los cocidos hispánicos y ahora es el tiempo idóneo para saborearla.


La adafina -cocido de garbanzos en olla de barro  con carne de cordero, ternera y calabaza, hecha a fuego lentísimo en las platas de Shabat- etimológicamente significa en árabe hispánico, “Tesoro”.
 
 
 En la cocina sefardí era tan popular hacia el S XIV que son abundantes las referencias literarias a este  plato, origen indudable del cocido madrileño y por extensión de todos los cocidos  hispánicos. 
 
 Por ejemplo,  referencia literaria  de este plato netamente  sefardí es la siguiente,  en la “Crónica de los Reyes Católicos:
 
Nunca perdieron en el comer la costumbre juadica de manjares y olleta adefina
 
En el Cancionero General,  motejando de judío a Juan Poeta se dice:
 
El ara que es consagrada
Y de piedra dura y fina
De vuestra mano tocada,
En un punto fue tornada
Ataifor con Adafina.
 
Cantares (copla 755) del Arcipreste de Hita:
 
Algunos en sus casas pasan dos sardinas,
En agenas posadas demandan gollerías,
Desechan el carnero, piden las adefinas,
Desían que non combrian tosino sin gallinas.