LOS SANTÁNGEL Y LA EMPRESA COLOMBINA

Historia del linaje  converso de los Santángel, cuyo más famoso miembro, Luis, financió el primer viaje de Cristóbal Colón.


Yosef Azarías ,  letrado y natural de la aljama de Calatayud, allá por la época en que las prédicas de Vicente Ferrer  y  La Disputa de Tortosa indujeron a tantos judíos a la conversión, fue uno de los que,  ante los eventos de la masacre de 1391 contra los judíos, decidió abjurar de la fe mosaica.  Y estrenó su cristianía con el nombre de Luis de Santángel. Su casa, cuyo solar está plenamente identificado en la judería de Calatayud, la abandonó, yéndose a vivir a Zaragoza.

Miguel Angel Motis , en su trabajo “El Linaje de Los Santángel en el Reino de Aragón”  da como fecha de la conversión de dos  Azarías, Yosef y Moshé, el cuatro de agosto de 1414, y meses antes, los Santángel de Barbastro. En Calatayud, según este estudio, es el médico Alfonso de Santángel el primero en convertirse, en abril del mismo año. A finales de agosto lo hace el hijo de Yusef Azarías, Leonardo. De Micer Luis de Santángel dice que de su primera esposa, judía, no tuvo descendencia, y que luego, en su afán de ennoblecerse, casó con María Ximenez Cit, con quien tendrá una prole de ocho vástagos.

Y (…) Su activa participación en la vida de la ciudad y su tupida red de intereses económicos le deparó, como a cualquier personaje de relevancia, «muchos adversarios et muchos enemigos por las grandes causas y negocios que levava, y porque era muy principal ciudadano de los de esta ciudat y muy rico», que hacían aconsejable en sus desplazamientos rodearse de una escolta de cuatro o cinco escuderos
armados de «lanças largas»

De hecho, fue víctima de un motín dirigido por Jimeno Gordo y Pablo de Josa, quienes en 1453 asaltaron la casa de Santángel, y ajenos al pendón real de la fachada -símbolo de inmunidad- la allanaron.

Su primogénita, María Ximenez (…)  Lázaro de Açafet, hijo de don Francisco de Açafet –casado con doña Beatriz de Cabanyas–, escudero y jurista, habitante en Calatayud. Y al enviudar casa en segundas nupcias con Joan Lopez de Alveruela, con quien no tiene descendencia alguna porque debió casarse con él ya en edad de no poder procrear. A la segunda hija, Beatriz, la casan con el señor de Barboles, que era muy buen partido, pero cometió el error del adulterio y sufrió uxoricidio.

Por vía masculina, Mosén Luis, nombrado caballero por Juan II por sus servicios en la guerra contra Cataluña, será tesorero de la infanta dña. Marina de Aragón. Casa con Abamunta Gilabert en 1453, de gran linaje aragonés. Micer Juan, el jurista, casa con INés Guillén, y será nombrado  zalmedina (un tipo de magistrado de la administración aragonesa medieval con funciones  como de ministro del interior pero  de un ayuntamiento) Según Motis, “aunque ciertas irregularidades y la sospecha de prevaricación le obligarán a huir a Francia, siendo procesado asimismo por la Inquisición bajo el cargo de herejía.”

Los hijos menores son Pedro y Martín. El primero doctor en Decretos y en la Colegiata de Santa María de los Corporales, prior. El segundo casó con con Susana Satués.

Mosén Luis, el que llevará las riendas de los negocios familiares, tendrá dos hijos,  Luis  y Joan Tomás, además de una hija, Albamunta, que se casará con el tesorero real. Joan Tomás casará con Constanza de Francia, pero no tendrán descendencia. Luis casará en 1479 con Ventura de Embún, sin descendencia, y al enviudar casa con  Leonor de Herrera en 1485, que le da ocho hijos.

Y es en este punto cuando empiezan los problemas. La familia se ve involucrada en el caso del asesinato del inquisidor Pedro Arbués, muerto a mnos de ocho hombres que contrataron diferentes familias conversas de Zaragoza. Micer Luis será absuelto el 14 de agosto de 1486. Pero su hijo, Mosén Luis, será culpado a finales de ese mismo agosto. “(…) le cortaron las manos y las clavaron en la puerta de la Diputación, tras lo cual fue arrastrado hasta la plaza del mercado, donde fue decapitado y descuartizado, y los trozos de su cuerpo colgados en las calles de la ciudad [de Zaragoza] mientras Joan y Martín eran quemados a la estaca en auto de fe. Los hijos de Mosén Luis sólo fueron penitenciados  permanecer con
un cirio ante el altar mayor de La Seo, en la misa conventual, sin confiscación de bienes, la cual en el caso de Luis ascendió a la astronómica cifra de más de medio millón de sueldos.

Monumento a Santángel en Valencia

Jaime Martínez de Santángel , El Viejo, casó con Rica Besante, con quien tendrá a Luis, Alonso, Jaime, Juan, y tres mujeres, Violante, Brianda y Alba.  En Valencia poseía intereses comerciales y allí se radicó, alquilando tiendas a comerciantes judíos valencianos. Era tan rico que tenía hasta escudero (lo que indica que tenía enemigos) De hecho, tal era su riqueza, que, según Motis, “De hecho, fue uno de los conversos que financió la oposición al Santo Oficio y que costeó la legación enviada a Roma para solicitar la deposición del inquisidor, persuadido honestamente de su operatividad.”  También el fue procesado por la Inquisición en 1484. 49 cargos contra él. “, se dicta sentencia condenatoria el día 7 como criptojudío impenitente, excomulgándole y relajándole al brazo secular, para que fuera ejecutado en
la hoguera por el asistente del rey, Juan Garcés de Marcilla, paradójicamente yerno suyo” (Motis)

Su hijo se casa con su prima, Gracia, y viven tras la sinagoga, habilitando una habitación para escuchar los rezos y usarlo como cámara  oratorio los Shabats y para  celebrar el Seder de Pésaj, aunque él, como comerciante que transita por Teruel y Daroca, no observa el Kipur (por pikuaj nefesh, riesgo por la vida) Sus hijas, Leonor y Violante, tuvieron también problemas por confraternizar demasiado con los mozos hebreos que las invitaban a sus Sucot (cabañas) , pero las penas sólo fueron ligeras penintencias de ayunos.

Capitulaciones de Sta. Fe

Luis de Santángel -hijo de dña. Brianda y su sobrino, Jaime- rentó las Salinas de la Mata, hoy Parque natural de las Lagunas de  La Mata y Torrevieja, Alicante. Las explotaba por 21.100 sueldos al año, cantidad nada despreciable, pero rentable, muy rentable. Además ejercía como recaudador de impuestos de la corte de Juan II de Aragón, padre de Fernando El Católico y  monarca que regía los designios de una corona expandida mucho más allá de lo que hoy es Aragón, llegando a las islas de Rodas, en Asia Menor. Conoció a Cristóbal Colón en 1486, cuando el navegante se dirigía a pedir ayuda al rey de Francia, tras la negativa de los Reyes Católicos. Santángel medió con los reyes para tener una segunda entrevista y ofrecerse a financiar la empresa él mismo. Fue quien facilitó cinco millones de maravedíes sin intereses para que Colón desarrollara el viaje al encuentro de las Indias en dirección contraria a la hasta entonces habitual.  Así consta en las Capitulaciones de Santa Fe, localidad cercana a Granada, en las que se estipulan las condiciones de la empresa colombina, y en las que firma como secretario Luis de Santángel.

Esta operación fue un préstamo que se canceló con rentas castellanas, siguiendo la línea marcada por los Monarcas de excluir en gran parte a la Corona aragonesa de la participación en los asuntos relativos al Nuevo Mundo.

También fue el primero en recibir los informes que Colón envió sobre el descubrimiento de América, conservada en el archivo de Simancas, Valladolid.

También tuvo entuertos sanguíneos con la Inquisición, que lo investigó por judaizante, pero se salvó de perecer asesinado en la hoguera que encendieron en Zaragoza el 17 de julio de 1491, pues gozaba de la protección de Fernando El Católico. Este monarca, cuya madre dicen que era de origen judío, la rama de los Enríquez, le nombró escribano de ración (canciller, o Maestre Racional) y consejero real, aforado y exento de toda molestia inquisitorial. Fue quien facilitó cinco millones de maravedíes sin intereses para que Colón desarrollara el viaje al encuentro de las Indias en dirección contraria a la hasta entonces habitual.  También fue el primero en recibir los informes que Colón envió sobre el descubrimiento de América.Mientras esto ocurría, el rey Fernando, asistía a los esponsales de la boda de la hija de  Santángel con Angel de Villanueva, nieto de un judío de Calatayud llamado Moshé Patagón. El regalo de boda del rey fue 30.000 sueldos. No obstante, muchos Santángel, como informa Francisco de Mendoza y Bobadilla, (Tizón de la nobleza española, 1560) sufrieron persecución, investigación y asesinato por parte de la Inquisición: (…) “Gabriel de Santángel, de Barbastro, Aragón, fue condenado el año de 1495, y Gispert de Santángel, su hermano, fue herético reconciliado en Huesca el primero de marzo de 1495, y así mismo lo fue también Salvador de Santángel, mercader de Barbastro. Este Salvador tuvo cuatro hijos llamados micer Salvador de Santángel y Alonso y Juan y Leonardo de Santángel… La segunda hija del dicho Alonso de Santángel, llamada Sabina de Santángel, casó con Gabriel Zaporta,  importante mercader de Zaragoza, tuvieron tres hijos y una sola hija… La hija de los susodichos Gabriel Zaporta” (De los Saporta que luego aparecen en Turquía)