MIN GUTIÉRREZ, UN JUDEOCONVERSO CUALQUIERA

Historia del linaje judeo-converso y astur-leonés de los Gutiérrez a la sombra de la Orden de Calatrava


Gomez-Gutierrez, a mediados del S XIV, abondonó la montaña asturiana -quizás Oseja de Sajambre o quizás Campo Caso- y siguiendo la Ruta del Alumbre, entre Llanes y Benavente, fue a radicarse a  León, concretamente en el  mercado  viexo.  Allí,  tuvo un hijo, Gonzalo, comerciante, casado con Catalina, padres de Martín, a quien llamaban Min. Con las matanzas de de judíos de 1390, que asolaron todas las juderías de la Península Ibérica, los Gutiérrez  abandonaron León para emigrar a Almagro, en La Mancha,  centro de operaciones de la Orden de Calatrava, siempre protectora de los hebreos.

Los calatravos tienen ligazón con los judíos desde su fundación como orden militar y religiosa en defensa de la cristiandad castellana y la reconquista: Yehuda Ha´Narí, hijo de un magnate hebreo del  de Granada, era gobernador de Calatrava -dice el cronista toledano Abraham Ha´Leví- y dio asilo a todos los hebreos granadinos , expulsados por la violencia de la conquista almohade en 1154. Es así que la judería de Almagro fue creciendo. Hasta que las cosas se fueron deteriorando y en 1479 los Reyes Católicos crean el Tribunal de la Santa Inquisición.

Estrella de David en una calle de Almagro

Los juicios inquisitoriales de Ciudad Real, que incluían la persecución de los conversos de Almagro, tuvieron lugar entre los años 1483 y 1485. Los Gutiérrez acabaron sus días sin haber pasado por el tribunal, pero su caso , como el de tantos otros, fue post-mortem: los bienes materiales fueron confiscados a sus herederos y sus huesos exhumados para ser quemados en la hoguera incluso después de muertos. Esto ocurrió el 23 de febrero de 1484, cinco años después de Min haber fallecido.  Las propiedades de la rica hacienda de los Gutiérrrez fueron devueltas a sus descendientes el 23 de enero de 1503, aunque el nieto  de Min, Alfonso, también fue condenado, junto a su mujer, denunciados todos por una siervienta llamada Catalina García, que atestiguaba que en aquella casa se guardaba el Shabat, se ponían camisa limpia los viernes por la tarde, y encendían candiles nuevos después. También hubo quien denucnió que cuando Min iba misa , levantaba la cabeza y se rascaba la garganta cuando consagraban la hostia. Una vez lo enocntraron rezando en la sinagoga y fue encarcelado,  puesto en libertad por  la influencia de Pedro Girón, Maestre de la Orden de Calatrava. Cuando Min murió se realizó el «cohuerzo», ritual hebreo de luto por siete días en el que comían en el suelo huevos y pescado, y que realizaron su cinco hijos, Alonso Gutiérrez -casado con Teresa de Castro-, Pedro Gutiérrez, Diego Gutiérrez, Rodrigo Gutiérrez y Gonzalo Gutiérrez (aparecen todos en el acta judicial de la Inquisición) Gutierrez de la Cavallería, lo que hace suponer que su madre, Teresa, provenía de la  familia  jdueo-conversa de Aragón de los Cavalleria. El hijo pequeño se casó con una sobrina de D. Alvaro de Luna, el valido del rey Juan II.  Su hijo,  Juan Gutiérrez de la Cavallería y Luna,  nació  probablemente en Almagro hacia 1470, pero después vecino de Ciudad Real. Casó con Mayor Flores de Guevara y tuvo seis hijos. Una de ellas fue doña Marina Flores de la Cavallería, fallecida en 1552, fue casada con el célebre tesorero Alonso de Estrada, gobernador y capitán general de la Nueva España, hoy México.

La información de los Gutierrez sale de The Jewish-converso Ancestry of Doña Beatriz de Estrada, Wife of Don Francisco Vásquez de Coronado, de José Antonio Esquibel, , Nuestra Raíces Vol. 9, No. 4, Winter 1997