COSTUMBRES DE LA´G BA´OMER EN LA GHRIBA

La peregrinación judía el día 33 de Lag Ba´Omer cuenta con una serie de tradiciones que se repitencada año. Te contamos de qué se trata:


La gran peregrinación judía a la sinagoga de EL Ghriba, en la isla tunecina de Djerba -suele rondar las cien mil personas- posee también sus costumbres.

La primera de ellas es la seudá (banquete, en hebreo) que obviamente va precedida de las bendiciones correspondientes. No es un banquete como nosotros concebimos un banquete, sino compartir juntos de forma festiva un alimento, que en este caso concreto son los frutos secos. Y además, regados con el licor nacional de Túnez, la buja (bukha) Recordamos que los musulmanes no toman alcohol, por lo que esta bebida es de origen judío. Los vasos de bouja se llenaan poco, no es cuestión de emborracharse en una sinagoga;  y lo que queda en el fondo de cada vaso se vierte  de nuevo en las botellas que se habían abierto. Las botellas se cierran y los peregrinos pueden llevarlas a casa para disfrutarlas en familia. Del mismo modo,  el peregrino lleva  a  su casa algunos frutos secas para compartir con aquellos que no estaban presentes en la sinagoga.

También existe  un ritual que tiene lugar cuando los peregrinos llegan a la Ghriba. Después de haber cruzado la primera habitación del edificio, los visitantes ingresan al santuario propiamente dicho. Por lo general, la gente se dirige  a la parte posterior de la sinagoga, donde se encuentra el  Hejal de la sinagoga, que el peregrino suele besar. Mientras tanto se encenderán velas, con sus bendiciones correspondientes, y se harán votos y  donaciones.

Imagen relacionada

Una vez que las velas han sido encendidas los peregrinos se acercan a una hornacina en la cual se van dejando las numerosas velas. Este nicho, este hueco, se ubica bajo el Hejal y tradicionalmente está identificado como el lugar en el que apareció el cuerpo de la muchacha cuya leyenda dio pie a la construcción de la sinagoga. En este nicho,  oculto a la vista, los peregrinos están acostumbrados a depositar uno o más huevos crudos en los que escriben el nombre de las niñas casaderas . Más tarde, al final de los días de la peregrinación, estos huevos que, mientras tanto, se calentarán al calor  de las velas , serán retirados y devueltos a las personas que los depositaron con su nombre.  Este huevo será consumido por los interesados en que aparezca su pareja .

El más emblemático de estos usos (y el más seguido) es la procesión de la “menara”,  palabra que es muy parecida a la hebrea menorá; de hecho es un término que significa “linterna” o “candelabro”. Esta “menara” se mantiene durante todo el año en la pequeña “oukala”, la caravanserai  – el patio donde esn los puestos de los mercaderes  frente a la sinagoga. Se guarda allí, a la espera de  ser usada en días de fervor.

Tradicionalmente, la “menara” está decorada y traída en procesión al pueblo de Hara Sghira, que es la población donde está la sinagoga. Con motivo de la procesión, la menara está cubierta con docenas de bufandas que la cubren completamente. Por estas sedas y también por los pequeños globos de plata que superan a la “menara”, se procede a subastas que tienen lugar en un ambiente festivo, dentro del oukala.

Con fondo de  música oriental -mientras se oyen los  youyous, esa forma de manifestación de alegría con la lengua de la mujeres-  la alegría es grande entre los peregrinos. Solo después de la venta de la última de las sedas se iniciará la procesión, dejando el caravanserai Anteriormente pasaba por otras sinagogas primero.

Luego, la procesión regresará a la sinagoga de Ghriba, que se encuentra a un kilómetro del pueblo. Este es el punto culminante de la peregrinación que se lleva a cabo durante varios días mientras se entona un canto titulado “Chant de la Ghriba”.

 

 “Vengo a preguntarte y no me voy a decepcionar … Te hice un deseo O Ghriba y me mostraste las maravillas”. .. Te invoco, oh Ghriba, para que cumplas mis deseos y expectativas … De mi país vengo ferviente cada año, sobre mi cabeza y mis ojos … Buena gente, soy Ghriba, visítame una vez. año y

Sobre todo no me olvides ..

Ghriba, te saludo, que nos ahorres las injusticias, nos guíe durante todo el año por el santo intérprete de Rebbi Shamaoun “.