EL KUZARÍ

Uno de los libros mayores del acervo cultural judío de todos los siglos, obra del gran intelectual sefardí rabí Yehudá Ha´Leví.


El Kuzarí, la obra en prosa más famosa de r.  YEHUDA HA´LEVI, -que terminó en el año 1140- realmente se titula , en judeo-árabe original, «El Libro de la prueba y la evidencia en defensa de la religión»; será su primer traductor al hebreo, Ibn Tibon,  quien denomine a la obra «Sefer Ha´Kuzarí», el libro del kuzarí.

¿Pero qué es «kuzarí»? En principio, un gentilicio en hebreo que en español habría que traducir por Jázaro. ¿Y quiénes fueron los jázaros? Un pueblo antiguo del Asia Central, de origen nómada (etimológicamente,  jázaro significa «errante») En el s. VII d.e.c. crearon un kaganato independiente a orillas del Mar Caspio y sus dirigentes se convirtieron al judaísmo, creando así el primer estado judío de la Historia. Jasdaí Ben Shaprut, en el S X d.e.c. , visir de Abdel Ha´Rajmán III, e impulsor de la Edad de Oro del Judaísmo en la Sfarad del Al Andalus, mantuvo correspondencia con el rey de los jázaros y conservamos las cartas, fuente inestimable de información acerca de ellos.

En este audio podéis conocer el contenido de la primera carta y comprobar en dónde nace la inspiración de Yehudá Ha´Leví para la macro-estructura de la obra en cuestión.

Yehudá Ha´Leví, que nació hacia el año de 1070, no fue coetáneo de Jasdaí Ben Shaprut, que falleció en el 975, pero Ha´leví conocía perfectamente las cartas del Rey de Jazaria.

El Kuzarí es la recreación literaria del diálogo entre el rey de los jázaros y el judío que le convenció para determinar cuál era la religión más verdadera. No obstante, como consta por un documento de la Guenizá de El Cairo, una carta a su amigo Jalfon ben Natanael, Ha´Leví  cuenta que el libro lo escribió a partir de las preguntas de un filósofo karaíta (judíos que no creen en el carácter sagrado del Talmud)  .

Los cinco capítulos de la obra  ( cinco mama´arím, artículos)  describen  minuciosamente  los puntos principales de la fe judía en un momento  de inflexión para el judaísmo, que se está desarrollando entre el acoso cristiano y el yunque islámico.  El libro hace un uso externo de la metodología platónica del diálogo.

Rabí Itzjak Almangari, el judío que habla con el rey jázaro, presenta  el judaísmo como un conjunto  creado por una  fe judía que no se basa en una fría  lógica filosófica , sino más bien en una revelación profética histórica que no contradice el pensamiento racional . En contraste con los libros filosóficos teóricos, este libro es vibrante y está vivo,  desafía al lector a seguir leyendo por su estilo, estilo y contenido. El libro muestra el profundo conocimiento de Rihal (acrónimo por el que es conocido Yehuda ha´Leví entre los exégetas hebreos)  sobre la erudición judía, su amplia educación filosófica, así como su comprensión científica y hasta de su profesión, que es la de médico.

El libro comienza con el sueño del rey de Jazaria, en el que ve a un ángel que le informa: «Tu intención es deseable, pero el acto es indeseable». Este sueño vuelve a él varias veces. Es entonces cuando busca explicaciones al sueño.  Primero conoce a un  filósofo y está de acuerdo con las palabras lógicas y consistentes con que le habla, pero contradicen las palabras del sueño, ya que el rey busca la acción deseada, mientras que el filósofo afirma que Dios no tiene voluntad y no cuida a los seres humanos.

El rey  va al encuentro de un cristiano. Las respuestas al cristianismo no son compatibles con su corazón, ya que no dependen de la razón y la sabiduría.  En su encuentro con un sabio musulmán, no acepta la posibilidad de una religión universal escrita en un idioma nacional. Al no tener otra opción, y al ver que las grandes religiones se basan en ello, examina el judaísmo, la «religión despreciable», y se encuentra con el amigo judío. Mantienen una gran conversación.  Como resultado, el rey y toda su gente se convierten. El rey continúa discutiendo con su amigo incluso después de su conversión.

Edición de 1660

Este libro  se convirtió en un hito importante  del pensamiento judío a lo largo de los siglos  -además de uno de los libros  más leídos y difundidos en toda la Edad Media, citado y consultado  por  muchos pensadores.  Así, por ejemplo, en una carta enviada a Maimónides por el rabino Yehonatan de Lunel y los sabios de su ciudad de Lunel, que contenía una solicitud para enviar el libro de la Guía de los Perplejos, los sabios  relatan los libros  que  formaron su sabiduría y aparece en el libro de Kuzari. Y esto por sólo poner un ejemplo de los muy innumerables que hay.

Edición de 1866

A diferencia  de otros libros de pensamiento religioso (como la Guía de los Perplejos), que fueron criticados por su propensión a la filosofía, el libro del Kuzarí  fue aceptado por rabinos y cabalistas que desaprobaron el racionalismo filosófico.

La primera traducción al hebreo es de Yehudá  ibn Tibbon en  el año 1170, aproximadamente 30 años después de que fuera  escrita la obra;  fue la traducción más común durante cientos de años. Otra traducción fue editada por el rabino Yehuda ben Karniel.

Yehuda ibn Shmuel hizo la traducción moderna en 1973. Se considera una traducción interpretativa, no una traducción literaria y además cambia el orden de los capítulos originales.

En 2017, se publicó la traducción del profesor Michael Schwartz, quien murió poco después de haber traducido el libro. La traducción fue publicada conjuntamente por la Universidad Ben-Gurion y el Instituto Bialik. Con aparato crítico y bibliografía. Es la más solvente de las actuales.

En español existe una versión de 2003 plagada de errores ortográficos como escribir *rasones por razones, *havía por había, etc.,  con lo cual invitan a dar poco crédito de la solvencia de la edición, que obviamente no recomendamos.