HA ´JIDÁ

Uno de los grandes nombres del judaísmo , tanto como por su obra escrita como por su actividad internacional como emisario.

RABI ABRAHAM BEN MORDEJAI AZULAI, tras las duras condiciones de vida en la segunda mitad del S XVI  en Fez, Marruecos,  puso rumbo a Eretz Israel en 1605. Una de sus hijas casó con r David Yitzjaqui, rabino principal de Jerusalén, y concibieron, en 1661,  a r. Abraham ben David Yitsjaki, que en 1715 fue Rishon Le´Tsión. Hijo de éste fue r Rafael Yitzjak Azulai que será, en 1724,  el padre de Jaím Yosef  David Azulai: Ha´Jidá. Generaciones de generaciones de sefardíes entre las dos puntas del Mar Mediterráneo.

Su maestro fue  R YONA NAVÓN y , en la yeshivá de Keneset Israel,  R. JAIM BEN ATAR, mientras que en Beit Yaakov, estudió con r Yitzjak Hacohen Rapaport y en Bet El, con r Jaim Algazi. Cuatro grandes rabinos -como las cuatro esquinas de la tienda de Abraham-  que convergen en un rabino  que será enorme hasta nuestros días.

Su primera esposa se llamó Rajel,  y era  hija del rabino Nissim Braja  -uno de los más reconocidos  sabios de Jerusalén. Concibieron dos hijos,  el rabino Raphael Isaiah, que fue presidente de la corte rabínica de  Ancona, Italia, y el rabino Abraham, uno de los sabios de Jerusalén; también fueron padres de tres hijas: Sarah, casada con un residente de Livorno; Simja,   esposa del rabino Avraham, hijo a su vez  del rabino David Pardo; y Clara, que murió en su niñez.

Viajó muchísimo y tuvo a bien  registrar sus peripecias  en un diario que escribió para sí mismo,  llamado «Círculo del Bien».Estando en Túnez  para cumplir una misión de la comunidad judía de  Jebrón, recibió el mensaje de que su esposa había fallecido hacía siete meses antes. El no dijo nada para no verse en el compromiso de que la comunidad de Túnez le ofreciera como esposa a una de sus hijas. Cuando pasó a Livorno, sí se casó con la hija del rabino de Pisa.

El 16 de enero de 1752, se embarcó en su primera campaña en beneficio de la comunidad en Jebrón, que duró seis años (regresó a Jerusalén un miércoles de  Nissan de 1758, para celebrar Pesaj) . Dos años después , fue designado rabino de la comunidad  hispano-portuguesa en Amsterdam, la más importante y rica de las comunidades españolas del mundo entonces, pero rechazó la propuesta y permaneció en Jerusalén durante varios años.

Para el desarrollo de la comunidad jebronita  fue  enviado a Constantinopla para tratar de convencer a las autoridades otomanas de la cancelación de  un nombramiento inadecuado de un líder  de la comunidad, pero fracasó en su misión.

El 5 de enero de 1764, se mudó a Egipto para ejercer durante cinco años como presidente del tribunal rabínico de  Alejandría, que abandonó por eventos  políticos de Egipto. Fue entonces cuando se radicó en Jebrón. En la víspera del 16 de octubre de 1772 , se embarcó en su último viaje en beneficio de la comunidad jebronita, de la cual no regresó, pues el 18 de septiembre de 1778, completó su misión en Livorno y, a pedido de la comunidad judía local, se estableció en la ciudad hasta su muerte. Aceptó esta posición con la condición de que pudiera dedicar su tiempo a escribir e imprimir sus ensayos, y ahí es donde se publicaron la mayoría de ellos; allí también murió y fue enterrado.

Su mausoleo en Jerusalén

En  1956, cuando habían pasado ciento cincuenta años desde su fallecimiento, el rabino  mayor de Israel Yitzhak Nissim inició una campaña de reivindicación  especial por Ha´Jidá,  llevando sus huesos de Italia a  Israel con la aprobación de la comunidad livornesa. . El martes 20 de Iyar de  5720 (17 de mayo de 1960) el último deseo escrito de Hida de regresar a Israel «se hizo realidad» y fue enterrado en el cementerio de Har Ha´Nemujot.

Su obra escrita es profusa y variada, además de reputada. Escribió un sidur , Tefilat Yesharim, La Oración de los Rectos, y por supuesto  un vasto espectro de literatura halájica, incluido un comentario sobre el «SHULJÁN ARÚJ», titulado ‘Birkei Yosef’ , que aparece en la mayoría de las ediciones de la obra de Yosef Caro.

Su obra más famosa es Shem Ha´Gdolim, El Nombre de los Grandes, que se compone de una miscelánea biográfica de jajamím desde la época de los últimos gaones, antes del S X , que es cuando empieza la de los rishonim en Sfarad, hasta los de su propia generación. La segunda parte es una bibliografía de 2200 rabinos. Una llave de estudio inmensa.