PESAJ SHENI

El Segundo Pesaj: una segunda oportunidad para cumplir la mitzvá de la Pascua Hebrea.


Pesaj Shení -El Segundo Pesaj (salto)- o Pesaj Katán – el Pequeño Pesaj- es una festividad menor pero que es ordenada en La Torá (es decir, es de´oraíta, no de rabanám, o talmúdica) Su moed, su fecha, es exactamente después de un mes del Leil Ha´Seder -en el plenilunio de Nisán- es decir, el plenilunio de iyar, el 14 de iyar (yod dalet be´iyar)

¿Pero cuál es el origen de este Yom Tov, este Día de Guardar?

El segundo Pesaj que el Pueblo de Israel celebró provocó, en algunos de los israelitas, una queja que trasladaron a Moshé Rabenu. No todos pudieron cumplir con la obligación de sacrificar el cordero, pues algunos de ellos, en ese preciso momento, no eran puros, sino tamaím. La Tumeá es un concepto judaico que se refiere a la situación en que una persona o un objeto no es halájicamente hablando puro como para realizar un acto santo. Por ejemplo. una mujer en período de menstruación es tmeá; los cuartos de baño de las casas son tamé. Los cementerios son tamé (hasta el extremo de que un Kohén siquiera debe sobrevolarlos en un avión) Y quien ha estado en contacto con un cadáver, sea cual fuer, de animal o persona, es tamé. Y tiene que pasar por un proceso de purificación, tehará. En la Mishná hay todo un orden dedicado a este concepto.

Los que no pudieron sacrificar el cordero del II Pesaj de la historia , hablaron con Moshé pero éste no supo qué responderlos, así que se dirigió a H´´ , que entonces le ordenó decir al Pueblo que podrían hacerlo pasado un mes -una luna- y que deberían también comer matzá  y las hierbas amargas, aunque en su tienda hubiera JAMETZ. Quedaría así cumplida la mitzvá. Lo recuerda HA´RAMBÁM, en Mishné Torá, capítulo 10 de las Leyes del Korbán Pésaj.

Puesto que es Yom Tov, en el servicio de Shajarit se omite el Tajanún.

Algunos aún hoy peregrinan  hasta Tiberias para la hilulá (aniversario de fallecimiento) del tana rabí Meir, que llevaba a tal extremo la halajá que pidió ser enterrado de pie, porque de pie se hace la Amidá en la sinagoga. Otros, desde el S XIII, peregrinan a las tumbas de Shamai y Hillel en el Monte Merón, una costumbre que luego fue cambiada por los sabios de Tsfat para ir a ese sitio en La´G Ba´omer, que es pocos días después de Pesaj Shení.